MEJORA TU SUEÑO CON LA TÉCNICA 4-7-8

La técnica de respiración 4-7-8 se basa en una antigua técnica yogui llamada pranayama, que ayuda a los practicantes a controlar su respiración. Si se practica regularmente, esta técnica puede ayudar a algunas personas a quedarse dormidas en un período de tiempo más corto.

Fue diseñada para llevar al cuerpo a un estado de relajación profunda ayudándolo a reponer su oxígeno, ya que le da a tus órganos y tejidos un impulso de oxígeno muy necesario. También equilibra el cuerpo y regula la respuesta de lucha o huida que sentimos cuando estamos estresados, especialmente cuando se experimenta insomnio debido a la ansiedad o preocupaciones acerca de lo que sucedió hoy, o lo que podría ocurrir mañana.

La técnica 4-7-8 obliga a la mente y al cuerpo a concentrarse en regular la respiración, en lugar de repetir las preocupaciones que sentimos cuando intentamos dormir, por lo que podríamos decir que es una especie de "tranquilizante natural para el sistema nervioso".

COMPRUÉBALO POR TI MISMO

Lo primero que se debe hacer es buscar un lugar cómodo done puedas sentarte o recostarte. Una buena postura es clave para este ejercicio, especialmente al comenzar.

Apoya la punta de la lengua contra el paladar, justo detrás de los dientes frontales superiores. Deberás mantener tu lengua en su lugar durante la práctica. Ten paciencia al principio, se necesita práctica para evitar mover la lengua al exhalar. Exhalar durante la respiración 4-7-8 puede ser más fácil para algunas personas cuando fruncen los labios.

Los siguientes pasos deben llevarse a cabo en el ciclo de una respiración:

  1. Deja que tus labios se separen. Haz un silbido, exhalando completamente por la boca.
  2. Cierra tus labios, inhalando silenciosamente por la nariz mientras cuentas hasta cuatro en silencio.
  3. Aguanta la respiración durante siete segundos.
  4. Haz que otro silbido exhale de tu boca durante ocho segundos.

Cuando inhalas de nuevo, inicias un nuevo ciclo de respiración. Practica este patrón durante cuatro respiraciones completas.